El reporte de los efectos de la política pública como medio para alcanzar los ODS

September 4, 2019

La efectividad de políticas públicas para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible requiere de la retroalimentación constante entre resultados y diseño. Sin una medición adecuada de los resultados, esto es, del progreso hacia metas definidas de manera específica para la escala en la que se territorializan los ODS, el diseño y la implementación de nuevas acciones pueden obviar importantes efectos no intencionados. El reporte se convierte en una herramienta central para mejorar la calidad del diseño. Sin embargo, no todos los actores que intervienen de la implementación de acciones relacionadas al progreso hacia los ODS tienen la capacidad y la libertad para reportar lo que hacen y lo que logran. Existen limitaciones para que algunos actores aporten a la llamada revolución de los datos.

 

Nuestra investigación sobre la implementación de acciones para alcanzar los ODS en el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), muestra que el nivel de gobierno más cercano a la gente, aquel que en principio debería generar la mayor cantidad de información para mejorar el diseño y la implementación de políticas, enfrenta grandes retos para aportar el funcionamiento del círculo virtuoso de diseño-implementación-reporte-diseño.

 

Este nivel de gobierno se conoce como el de las parroquias rurales. Las juntas parroquiales fueron elevadas al nivel de gobierno descentralizado autónomo con la constitución del 2008. Hasta entonces no habían contado con la autonomía de manejo de recursos que ahora tienen, aunque esta sigue siendo limitada. La constitución del 2008 , así como el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Descentralización y Autonomías definen las competencias de las parroquias rurales. Estas determinan, por ejemplo, que los gobiernos parroquiales no tienen competencias sobre salud. Sin embargo, las parroquias rurales reportan realizar varias actividades de coordinación entre actores, y de provisión de cierto tipo de servicios, relacionados a la salud. Lo mismo ocurre en relación de educación. Aun sin competencias para hacerlo, los gobiernos parroquiales llenan vacíos dejados por las autoridades con competencias para hacerlo pero sin recursos, estrategias o voluntad para implementarlas. Cuando la provisión de desayunos en las escuelas de las localidades falla, los gobiernos parroquiales prestan su contingente organizando eventos en las escuelas para proveer de la alimentación de manera informal, llenando el vacío dejado por la autoridad competente. De la misma forma utilizan los vehículos para transportar a personas que necesitan atención médica urgente pero que están demasiado lejos de los centros de salud; o relativamente cerca, pero en vecindarios con limitado acceso.

 

 

 

Quienes manejan los gobiernos parroquiales en el DMQ realizan actividades "sencillas" que tienen un gran impacto en el avance hacia los ODS pues pueden por ejemplo, contribuir a la reducción de la desnutrición, o de la muerte de mujeres embarazadas o de recién nacidos. Sin embargo, se trata de una acciones a la vez arriesgadas desde el punto de vista administrativo. Las autoridades de los gobiernos parroquiales reportan estar limitados por las acciones de control de las organizaciones competentes del sector público, en este caso, la Contraloría General del Estado, quien tiene a su cargo el control del uso de los fondos públicos. Una acción por fuera de lo que manda el Sistema Nacional de Competencias ocasiona largos procesos administrativos y puede conllevar sanciones que disuaden a las autoridades locales de proveer aquellos servicios que están a su alcance y que son demandados por sus localidades. Se debaten entonces entre el cumplimiento de las directrices de un sistema de competencias rígido y la responsabilidad de intervenir sobre problemas públicos reales en función de su relación de cercanía con la gente.

 

Al buscar un balance entre estas dos acciones, los gobiernos parroquiales producen innovaciones que les permiten actuar. Estas innovaciones son prácticas de uso de los recursos que logran direccionar recursos que atacan los problemas existentes sin alertar las alarmas de los sistemas de control. La contribución que hacen al progreso hacia los ODS sin embargo queda escondida pues formalmente no pueden reportarse por lo que son. Este no es un problema exclusivo de los niveles de gobierno parroquiales. Las interacciones reportadas por estos con los niveles municipal y provincial permiten observar que muchas acciones en todos los niveles se realizan a pesar de la estricta división por competencias ¿Qué tan grande es el problema del sub-reporte de acciones relacionadas a los ODS en Ecuador? Difícil medirlo, las observaciones en las parroquias rurales del Distrito Metropolitano de Quito nos permiten decir que pueden ser lo suficientemente comunes como para no tener una clara perspectiva de cómo la acción pública está movilizando recursos y qué problemas están siendo manejados, menos aun cuáles son los resultados.

 

Esta dinámica provocada por la rigidez de los sistemas de competencias y de control a las acciones del gobierno tiene el potencial de reducir el aporte que los Reportes Nacionales Voluntarios sobre el avance hacia los ODS pueden hacer al diseño de nuevas y mejores políticas públicas. Su existencia exige al Sistema Nacional de Competencias y a las autoridades de control el desarrollo de mecanismos que permitan no solamente cumplir con las regulaciones, sino tener una idea cabal de cuál es el impacto del uso de los recursos públicos en el manejo de los problemas en cada nivel de gobierno y cómo este uso puede transparentarse y generar información que cierre el círculo virtuoso de diseño-implementación-reporte-diseño.

 

En la actual coyuntura política en la que se discute el estatuto autonómico para el Distrito Metropolitano de Quito, podría requerirse ampliar la discusión hacia qué tipo de sistema de competencias queremos. Mantener la rigidez es sencillo, el precio es no poder determinar el efecto de las intervenciones públicas con exactitud, por ende reducir la capacidad de mejora continua. Transitar hacia un sistema más fluido o uno mixto en el que los problemas sean gestionados por quienes tienen capacidades para hacerlo parece estar aun fuera de la mira de quienes analizan cómo profundizar la descentralización en el país.

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 by Paúl Cisneros created with Wix.com